A tan solo 45 minutos de Barcelona, en el pueblo de Sant Sadurní d’Anoia, está ubicada la emblemática bodega Freixenet. Líder en el sector de cavas y la cual distribuyó alrededor de 100 millones de botellas por todo el mundo en 2020, pese a la pandemia.